Social Media Archives - bysoniconp
6
archive,category,category-social-media,category-6,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

Mi primer tuit, humildad, blogs y otras chicas del montón…

Sí, yo era de las que decía “el” Twitter…

 


El pasado lunes 11 de marzo (desconozco si desde antes, el lunes fue cuando yo me enteré) Twitter empezó a permitir a los usuarios de su versión en español, y 11 idiomas más, la descarga del archivo histórico de sus tuits desde el primer escarceo tuitero hasta nuestros días.

Sigue leyendo

“Saluda cuando entres en un sitio, pide las cosas por favor…

… da las gracias, responde cuanto se te pregunte y habla de usted a las personas mayores”.

¿Os suena de algo? Estas sencillas reglas de cortesía han sido una cantinela constante en mi infancia, repetida “cienes y cienes” de veces por todos los adultos que se han ocupado de intentar convertirme en una personilla.

Tal cantinela, no obstante lo pesada que me pudiera resultar cuando era niña, ha obtenido el resultado deseado: soy absolutamente incapaz de no dar los buenos días o las buenas tardes cuando entro en un sitio, tan incapaz como de no pedir algo por favor, de negar las gracias o una respuesta, o de tutear a mis mayores.

¿Prehistoria? A veces, y viendo algunos de los comportamientos que nos rodean, parece que sí. Otras veces pienso que se trata de sencilla (que no simple) educación.

Sigue leyendo

Y tú… ¿eres un codependiente 2.0?

Todos conocemos a personas incapaces de mover un dedo con autonomía: tomar un café, ir de compras, reservar un vuelo, ir a una reunión… cualquier actividad que implique una toma de decisión, del género que sea, se convierte en un obstáculo insalvable para estas personas.

Es más fácil, por supuesto, delegar responsabilidades en quienes te rodean. La codependencia se basa, precisamente, en la autoalienación del yo propio. El estado de autoalienación, como vemos en este pasaje, “saca al hombre de sí mismo y lo hace perder su libertad y responsabilidad”. En cierto modo, así es el comportamiento del codependiente: renuncia a la libertad de decidir y a la responsabilidad sobre sus propios actos y fundamenta su comportamiento y sus sentimientos a partir del comportamiento y los sentimientos de otros seres humanos.

Reflexionaba respecto a estas conductas a raíz de un fenómeno que se observa con enorme frecuencia: esos usuarios, ya sea en su propio nombre o representando a una marca, cuya estrategia de contenidos se basa en “freír” los timelines de sus seguidores, o de influencers que encierran valor estratégico para ellos, con links a sus posts o a sus webs, o a sus FanPages o…

Los ejemplos son legión: publicaciones o fotos de Facebook en las que te etiquetan porque sí, tuits en Twitter en los que te ves mencionado con 5 usuarios más (con el fin de que retuitees el contenido), imágenes de Instagram que algunos/as aprovechan sin pudor para spamear en los comentarios con enlaces a sus propios blogs… por no hablar de los que piden directamente RT al famoso de turno.

Estos “codependientes 2.0″ han optado por el camino más corto: prefieren renunciar a su propia responsabilidad en la creación de comunidad y la generación de engagement con sus targets a través de acciones y contenidos de calidad, y optan por depositar dicha responsabilidad sobre los hombros de las reputaciones ajenas.

Semejante comportamiento, lejos de aportar algún beneficio, puede resultar enormemente contraproducente, sobre todo cuando se trata de una marca la que lo realiza:

  • Provocas rechazo en el usuario: la línea que separa la legítima difusión de contenidos del spam es muy delgada.
  • Pierdes credibilidad: el autobombo machacón cansa y aburre. La propaganda en redes sociales no mola.
  • Saturas: y para tus seguidores, evitar esa saturación es tan fácil como hacer clic en “unfollow”.
  • Es molesto e invasivo: ¿te gustaría que te pegasen un cartel en la ventana de tu casa pidiéndote que hicieras publicidad de un producto?
  • No fidelizas: que te retuiteen o mencionen por “cansinismo” no debería ser uno de tus objetivos.

En la mayoría de los casos, la reacción ante este tipo de prácticas es muy parecida a esta que tuvo Dolores al ver “invadida” la FanPage de su empresa con contenidos intrusivos de una marca que tiene la elegancia de no mencionar:

 

Publicación Dolores Lobillo en Facebook

 

Difusión de contenidos, sí. Asalto a tuit armado de timelines ajenos, no.

¿Y tú qué opinas? ¿Eres de los que prefiere una difusión orgánica de tus contenidos o de los que piensan que “si la viralidad no va al post, llevemos el post a la viralidad”?

#miEBE12: luces y sombras de un gran fin de semana

A estas alturas de la película es difícil que quede alguien que no sepa que este fin de semana se ha celebrado en Sevilla Evento Blog 2012, la gran cita de la web social.

Tras un primer año, 2010, que fue más bien toma de contacto con el evento y un segundo año, 2011, en el que empecé a sacarle partido y aprovechar todo lo que esta cita ofrece, afrontaba mi tercer EBE con una mezcla de ilusión y nervios:

 

Un programa a priori muy equilibrado, plagado de temas interesantes y con la presencia entre el plantel de ponentes de algunas de las figuras que más admiro en el panorama digital eran los responsables de unas elevadas expectativas que, posteriormente, no han terminado de verse satisfechas.

Sigue leyendo

Facebook lanza “Promocionar” en los perfiles de usuario

No solo las páginas de empresa, también los usuarios podemos ya promocionar nuestras publicaciones en Facebook.

 

Publicaciones promocionadas Facebook

 

 

Por poco más de 4 dólares, los usuarios podrán promocionar sus publicaciones y hacer que éstas se muestren más arriba en la sección de noticias. Estas publicaciones se mostrarán como “patrocinadas” en el timeline de tus usuarios.

 

Medio de pago

 

Al igual que las publicaciones promocionadas de las Fan Pages, esta nueva funcionalidad pretende que los usuarios de la red social saquen un mayor partido a sus publicaciones y obtengan una mayor repercusión.

¿Qué os parece esta nueva opción que nos ofrece Facebook? ¿Interesante para aumentar el alcance o el enésimo intento de monetizar la plataforma?

 

 

 

Anunciarte en Facebook es fácil… si sabes cómo

Alguna vez tenía que llegar… ese momento en el que se alinean los astros y tienes, por un lado, un hermoso cupón de Facebook Ads y, por el otro, una hermosa campaña que te gustaría promocionar en esta red social.

El cómo hacerlo es otro cantar, pero la prueba y error ha sido el sistema que desde siempre se ha seguido para llegar a obtener un fin, así que nos pusimos manos a la obra.

Teníamos especial curiosidad en comprobar si los anuncios en Facebook, esos pequeños bannercitos que te aparecen a la derecha de tu pantalla y en los que nunca tienes muy claro si pinchar o no, son realmente efectivos para dar a conocer tus productos o servicios.

 

El primer paso: Qué quieres anunciar

Lo primero que debes dejarle claro a Facebook es qué tipo de anuncio quieres promocionar.

Tienes dos opciones:

  • Promocionar un elemento dentro de la propia Red Social: una página, un lugar, una aplicación, un evento…
  • Promocionar una web externa: ya sea un dominio o una URL.

 

Qué quieres anunciar

 

 

Segundo paso: Qué quieres conseguir (si promocionas un elemento dentro de Facebook)

Para todo en esta vida hay que marcar un objetivo, y en los anuncios facebookianos no iba a ser de otra manera.

El segundo paso en nuestro proceso, si hemos optado por promocionar algún elemento del ecosistema Facebook, es determinar cuál de las tres opciones que nos ofrecen se acerca más al objetivo que perseguimos con nuestro anuncio:

  • Conseguir más “Me gusta”
  • Promocionar publicaciones de nuestra página
  • Configuración de opciones más avanzadas de establecimiento de precios.

 

QueQuieresHacer

 

Si estás promocionando un elemento del ecosistema Facebook también puedes optar por mostrar Historias Patrocinadas, complementándose con los anuncios sin incremento de presupuesto publicitario:

HistoriasPatrocinadas

 

Tercer paso: Diseña tu anuncio

Tanto si quieres promocionar un elemento dentro de Facebook como una URL o dominio externo, el siguiente paso que deberás seguir es el diseño del anuncio.

Para ello deberás seleccionar:

  • El encabezado.
  • El texto del anuncio.
  • La vista de inicio, o sitio de tu página de Facebook donde vas a dirigir a la persona que haga clic en tu anuncio (esta opción únicamente si estás promocionando un elemento dentro de Facebook)
  • La imagen (siempre debe medir 100 píxeles de ancho por 72 píxeles de alto)

Al mismo tiempo que vas efectuando los ajustes en el formulario del anuncio, irás viendo una previsualización del anuncio a la derecha, para que compruebes cómo queda el anuncio final:

 

TextoAnuncio

 

 

Cuarto paso: Segmenta tu público

Para conseguir que tu anuncio alcance la efectividad que deseamos, lo primero que nos tenemos que plantear, como en cualquier campaña, es a quién nos vamos a dirigir.

La adecuada segmentación es uno de los requisitos fundamentales para que nuestro mensaje llegue al target al que va destinado. Facebook Ads nos ofrece un completo rango de opciones mediante las que delimitar quién va a ver nuestro anuncio:

  • Por ubicación: País, Estado o provincia y ciudad.
  • Edad: rango a elegir entre un mínimo y un máximo.
  • Sexo.
  • Intereses concretos.
  • Segmentación por categoría amplia.
  • Conexiones.
  • Amigos de las conexiones.
  • Situación sentimental.
  • Idiomas.
  • Educación.
  • Lugares de trabajo.

Como vemos, las posibilidades de segmentación son casi infinitas. Si definimos bien cada una de estas opciones, nos aseguraremos de que estamos haciendo llegar nuestro anuncio exactamente a aquellas personas que pueden mostrar interés en nuestros productos, servicios o lo que quiera que estemos promocionando.

A medida que vamos delimitando las diferentes opciones a nuestra disposición, en la columna de la derecha podemos ir comprobando cómo varía el número de personas a las que llegaremos con los parámetros que estamos definiendo:

 

SeleccionPublico

 

Quinto paso: Campañas, precio y programación

El último paso que deberás cumplimentar antes de ver tu anuncio pululando por los timelines de tu público objetivo.

  • Debes seleccionar si el anuncio pertenece a una campaña ya existente o a una nueva campaña que vayas a crear: Facebook nos permite crear diferentes versiones de anuncios por cada campaña, por tanto: ¡prueba diferentes opciones!  Esto te permitirá comprobar qué tipo de anuncio funciona mejor para lograr tus objetivos.
  • En el presupuesto de la campaña, deberás elegir el importe que vas a invertir: puedes determinar el gasto diario o el gasto total de la campaña.
  • También deberás seleccionar la duración de la campaña: fecha de inicio de la misma y fecha de finalización. Si has optado por una inversión sobre el total de la campaña, Facebook distribuirá el presupuesto que hayas fijado a lo largo de su duración.
  • Por último, en optimización y precios se te permitirá decidir si prefieres optimizar tu inversión en función de los clics (CPC) o de las impresiones (CPM)

 

OptimizacionPagos

 

Sexto y último paso: ¡A publicar!

Ya tienes perfectamente diseñado, segmentado y optimizado el coste de los anuncios de tu campaña… ¡pues llegó el momento de publicar!

 

realizarAnuncio

 

Una vez que realices el pedido de tu/tus anuncio/s, Facebook los revisará y te enviarán por correo electrónico una notificación cuando hayan sido aprobados.

A partir de ese momento, solo resta monitorizarlos y comprobar, a través de las buenas estadísticas que ofrece la herramienta Ads, cuál de tus anuncios está funcionando mejor, y tomar nota de los resultados para obtener cada vez mejor rendimiento de tus campañas en Facebook.

Esperamos que este pequeño tutorial os haya sido de utilidad, cualquier aportación será bienvenida!! :)

 

Sobre Cruzcampo y el engagement…

Me gusta la Cruzcampo. La cerveza en general, también, pero donde se ponga un botellín fresquito de Cruzcampo… ;D

Además, es curioso lo que me ocurre con esta marca: tengo una relación con ella que podría definirse de casi amistosa. En mi casa siempre recuerdo una botella de cerveza Cruzcampo, desde que Gambrinus era gordito y bonachón hasta ahora, que está hecho un figurín… es una bebida que asocio con momentos felices de mi vida.

Hace un rato, abundando sobre este detalle, pensaba… ¿no constituye esa asociación una muestra inequívoca de engagement?

Y pensando en ello me ha venido a la mente la genial estrategia, a mi juicio, que sigue la marca en redes sociales, particularmente en Facebook.

Facebook es, indiscutiblemente, la Red Social por excelencia. Pero, al hilo de la reciente conmoción producida a raíz de la retirada de publicidad por parte de General Motors, ha quedado patente que no es una plataforma publicitaria. Y sin entrar a valorar temas de la rentabilidad de la publicidad online (sería injusto hacerlo, yo que no he pinchado en un banner de publi en mi vida), la gran cuestión en el caso concreto de una red social debería ser, bajo mi punto de vista, qué espera encontrar el usuario y qué pretende obtener la marca.

Y por muchas sesudas valoraciones que se realicen al respecto, en mi opinión cuando entramos en una red social lo que nosotros, los usuarios, buscamos es entretenernos; y entretenernos con temas que nos interesen, que nos provoquen curiosidad, que nos resulten amenos, que no nos invadan… temas con los que nos sintamos identificados.

Es en este punto donde muchas marcas se pierden y donde Cruzcampo acierta de pleno; hablábamos antes de relación amistosa, de engagement,  pero… ¿qué entendemos por engagement en Social Media? Crear engagement equivale a conseguir que nuestros seguidores, los usuarios que diariamente nos visitan, se “enamoren” de nuestra marca, la recomienden, la compartan, la hagan suya…

¿Por qué otras no lo consiguen y Cruzcampo es diferente? Pues, sin ir más lejos, porque los viernes entre la una y las dos de la tarde publican fotos como esta, por ejemplo: juegan con la salida del trabajo, el inicio del fin de semana, el aperitivo, tapa o almuerzo con los compañeros, todo ello acompañado, como no, de una cerveza bien fría. Apelan directamente a los sentimientos: equiparan su producto a felicidad, descanso, ocio, diversión… cerrando así el círculo del compromiso: como te sientes identificado con su producto, lo compartes entre tus amigos.

Gaby Castellanos, en su genial ponencia del pasado “Adictos al Social Media Sevilla” decía que cuando le das “me gusta” a Coca-Cola en Facebook, estás poniendo a Coca-Cola al mismo nivel que a tu madre o a tus amigos. Lo mínimo que deberían procurar las marcas es estar a la altura de esa responsabilidad.

Introducing… HootSuite presenta sus perfiles

Todos los que trabajamos habitualmente gestionando una o varias cuentas de empresa en Redes Sociales nos apoyamos en ciertas herramientas que nos ayudan a optimizar nuestro tiempo y a hacernos más eficientes.

En la variedad está el gusto pero entre todas ellas, sin duda, Hootsuite es la que más me ayuda en la ejecución diaria de buena parte de las tareas de mantenimiento de los perfiles sociales de mi empresa.

Para los que no lo conozcáis, Hootsuite es un sistema de gestión de medios sociales que te permite desde un solo dashboard monitorizar cuentas en redes sociales (Twitter, Facebook, LinkedIn o Foursquare, entre otras), gestionar tu blog de WordPress o añadir extensiones y aplicaciones tales como Digg, YouTube, Tumblr o Flickr, entre las más destacadas.

Desde un único panel de control puedes gestionar todas tus redes sociales (dependiendo del plan de precios contratado, la versión free te permite hasta cinco cuentas diferentes): desde programar mensajes y tweets, hasta monitorizar menciones y analizar tráfico y estadísticas.

Recientemente ha incorporado a su catálogo de funcionalidades la mejora de las características del perfil de usuario.

Perfil Hootsuite

Ahora el usuario puede acceder fácilmente a su perfil y configurarlo desde la columna de pestañas de la izquierda, pinchando sobre la pestaña con su nombre (o nombre de la cuenta que esté gestionando) que encontrará en la parte superior de dicha columna.

El nuevo perfil de usuario de Hootsuite consta de tres áreas diferenciadas:

  • Información del perfil del usuario que gestiona la cuenta.
  • Organizaciones de las que el usuario forma parte.
  • Redes Sociales que el usuario gestiona desde su cuenta.

Portada Perfiles Hootsuite

HootSuite Teams

Lo más llamativo de esta actualización, sin duda, lo constituye la presentación de los Hootsuite Teams, una fantástica herramienta colaborativa para gestionar equipos de trabajo en cuentas corporativas de más de un miembro.

A través de Hootsuite Teams puedes intercambiar mensajes con los miembros de tu equipo, asignarles diferentes niveles de privacidad y roles en función de su perfil, añadir tantas redes sociales como sea necesario a cada equipo, etc.

Por ejemplo, supongamos una empresa de telefonía móvil que se dedique a ofrecer soporte en Redes Sociales, pero que también tenga una cuenta que ofrezca información corporativa de la entidad.

Esta organización podrá crear dos equipos diferentes para gestionar esas cuentas: el equipo que gestione la cuenta de soporte se compondrá de técnicos especializados, y el que gestione la cuenta de información corporativa se compondrá de personal experto en comunicación corporativa. La coordinación de la gestión de ambos equipos podrá centralizarse desde Hootsuite Teams, asignando a cada perfil los roles, privacidad y tareas que le correspondan.

En definitiva, una interesantísima y muy útil mejora en una de las herramientas de Social Media Management líder en su sector.